¿Cómo funcionan los coches híbridos?

coches hibridos

Todavía es complicado verlos por la calle de manera habitual, sin embargo, dicen los expertos que son el futuro de la automoción. Y ojalá así sea. Querría decir que todos nos preocupamos un poquito más por el medio ambiente. Muchos de los amantes de los coches lo son por la velocidad: les gusta oír rugir el motor y, por ello, rechazan de raíz la opción de hacerse con uno de estos coches híbridos. Confiemos en que con el tiempo varien esta percepción.

Un buen motivo para cambiarla es la existencia de coches híbridos verdaderamente buenos. Las grandes marcas se han lanzado a la construcción de este tipo de vehículos y, aunque de manera lenta, están consiguiendo hacerse un hueco en el mercado.

De los más de 700.000 vehículos matriculados en España en 2013, algo más de 10.000 eran híbridos. Un muy bajo porcentaje; de momento. Toyota copa las tres primeras posiciones de coches híbridos más vendidos con el Auris, el Prius y el Yaris, por ese orden. Lexus, Toyota y Peugeot son los otros fabricantes que se cuelan en el Top Ten.

Funcionamiento de los coches híbridos

Los coches híbridos disponen de un motor de combustión, habitualmente de gasolina, como los vehículos convencionales; pero acompañado de un propulsor eléctrico y una batería adicional en la que se acumula la energía generada para hacer uso de ella cuando así sea preciso.

Una de las principales diferencias con los coches convencionales es que el consumo de gasolina es menor. El motor eléctrico entra en funcionamiento a bajas velocidades, sobre todo en ciudad cuando se producen parones continuos y no se puede ir demasiado rápido, es decir, en los momentos en los que los coches convencionales gastan más combustible.

En las baterías se acumula energía cinética que se crea cuando se frena. Estas baterías están, habitualmente, en la parte trasera del coche y no precisan de mantenimiento continuo.

Uno de los principales problemas que presentan los coches híbridos es que son más caros que los convencionales. Aunque, si se piensa fríamente, a la larga saldrá más barato porque el gasto que haremos en combustible será sensiblemente menor. Por ponerles un ejemplo, el Toyota Yaris está en venta a partir de 19.200 euros.

Contaminación, cambio climático. Si queremos aportar nuestro granito de arena para que estas expresiones no se repitan cada día con un alto grado de preocupación, probemos los coches híbridos.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Oscar
Escrito por
Oscar
Más artículos de Oscar

Monovolúmenes ¿en qué debo fijarme?

Cuando somos jóvenes soñamos con tener un coche rápido, deportivo, bonito. El...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *