Consejos para evitar averías en el embrague

evitar averias embrague

Cuando algo falla en nuestro coche nos echamos a temblar. Intuimos que el desembolso para arreglarlo puede ser grande, pero lo que quizá no sabemos es que hay pequeños gestos que nos pueden ayudar a prevenir que algo se estropee. En este caso, vamos a ver algunos consejos para evitar averías en el embrague y en la caja de cambios, son pequeños hábitos de conducción que contribuyen a cuidar esta parte tan importante de nuestro vehículo.

  1. Toca el pedal del embrague con toda la suavidad que puedas, evitando que el disco se acople de forma brusca ya que esto puede terminar dañándolo.
  2. Cuando pares en un semáforo, en un paso de cebra o en cualquier señal levanta el pie del embrague. No lo dejes mantenido. Con esto consigues alargar la vida del pedal y evitas que se estropee antes de tiempo.
  3. Comprueba que las fundas están bien. Si no es así el pie se puede deslizar cuando menos te lo esperes y provocar algún accidente. Cambiarlas no cuesta mucho dinero.
  4. Cuando cambies de marcha, pisa el embrague a fondo para que se establezca una conexión más limpia, así lograrás que el disco se desgaste menos. Asimismo, suelta el pedal cuando hayas cambiado de marcha y5wsvhu.
  5. El nivel de lubricante de la caja de cambios debe ser el apropiado, y deberás cambiar este aceite tan pronto como sea necesario.
  6. Cuando cambies el aceite del coche, o cada 20.000 kilómetros aproximadamente, observa el recorrido que hace el pedal para ver si el muelle se acciona bien o necesita algún cambio.
  7. Durante la conducción, el pie no debe estar presionado ni apoyado en el embrague, no lo deberás tocar para nada excepto para cambiar de marcha, claro. Esto es más cómodo de lo que piensas, ya que al lado del pedal, en casi todos los coches, hay un lugar para poder apoyar ahí tu pie izquierdo.
  8. Escucha a tu coche. A veces oímos ruidos y no les prestamos demasiada atención, o no les conocemos la importancia que realmente tienen. Lo importante es prevenir y hacer las revisiones periódicas que necesite tu vehículo, y si oyes algo raro al cambiar de marcha no dudes en acercarte al concesionario para que revise lo que sucede.

Recuerda que aunque tengas un coche con un buen motor si la caja de cambios y el embrague no funcionan bien no le podrás dar la potencia que realmente puede alcanzar. No cuidar estos elementos puede provocar una avería cuando menos te lo esperes, así que ya sabes, más vale prevenir que lamentar.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Oscar
Escrito por
Oscar
Más artículos de Oscar

Monovolúmenes ¿en qué debo fijarme?

Cuando somos jóvenes soñamos con tener un coche rápido, deportivo, bonito. El...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *