Harley Davidson: dos ruedas de leyenda

harley davidson

Las Harley Davidson no son sólo una marca de motocicletas; son historia de las dos ruedas. De la velocidad. De la humanidad. Estas máquinas siempre han estado rodeadas de un halo de magnetismo. Los ojos de los peatones siguen buscando con inusitada inercia ese rugido de las Harley Davidson cuando pasan por la calle. Por muchos años que pasen, estas motocicletas siguen siendo especiales. Ir encima de una de ellas es una sensación irrepetible.

Historia de las Harley Davidson

En el patio de una casa de Milwaukee nació la primera Harley Davidson. William S. Harley y Arthur Davidson fueron sus creadores. Echó a andar en septiembre de 1904 después de muchas horas de trabajo de estos dos jóvenes que, seguro, no sabían que estaban cambiando la historia de la automoción.

Tres años después eran 150 las motocicletas construidas. Del patio trasero habían pasado ya a su propia fábrica. La leyenda de las Harley Davidson comenzaba a escribirse. En 1914 eran 16.284 las máquinas construidas. En 1917 la marca creada por los dos jóvenes estadounidenses se convirtió en proveedor oficial del ejército de los Estados Unidos en la I Guerra Mundial. Y habían hecho historia.

Llegaron a convertirse en la primera constructora de motocicletas allá por los años 20. Del patio de Milwaukee habían dado el salto a 67 países. Sin embargo, la Gran Depresión no les dejó indemnes. A ellos, como a otras muchas empresas, les afectó sobremanera y las ventas bajaron en un gran número.

Consiguieron sobrevivir y, con la llegada de la II Guerra Mundial, el ejército norteamericano volvió a precisar de sus servicios, alcanzando, de nuevo, el cenit en el mundillo de la automoción.

Después de la guerra llegaron, de nuevo, momentos malos para Harley Davidson. Las ventas volvieron a caer, entre otras cosas, por la mala imagen que Hollywood dio de estas motocicletas. A menudo las personas que las conducían en las películas eran maleantes, “macarras”, personas de mala reputación. Además, en 1969, American Machinery and Foundry compró la empresa e incorporó novedades que no fueron bien recibidas.

Pero Harley Davidson, cual gato con siete vidas, volvió a renacer en la década de los 80. Un nuevo cambio de propietarios ayudó mucho a este efecto.

En la actualidad, Harley Davidson es pasado, presente y futuro. Seguiremos torciendo el cuello al paso de estas máquinas por el asfalto. Los que quieran repasar su historia, y tengan la oportunidad de hacerlo, les recomendamos visitar el Museo Harley Davidson de Milwaukee.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Oscar
Escrito por
Oscar
Más artículos de Oscar

La importancia de la figura del abogado de accidentes

Un accidente de tráfico es un suceso que puede ocurrir por diferentes...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *