Koenigsegg: modelos y particularidades

koenigsegg

Una pequeña empresa, radicada en Ängelholm (Suecia), que fabrica excelentes coches deportivos. Rápidos, bonitos, veloces y de una excelsa calidad. Generan sólo 4.000 unidades mensuales. Con eso es suficiente. Podrían, dicen, aumentar la fabricación sobremanera, pero prefieren seguir así. Es Koenigsegg.

Algunos de los modelos de Koenigsegg

Pero la mejor manera de conocer a esta original, y digna de estudio, empresa escandinava es saber qué hacen.

  1. Koenigsegg One 1: de la pequeña empresa sueca salió, hace sólo unos meses, esta maravilla de la ingeniería que, dicen, es el coche más rápido del mundo. Para serlo de manera oficial deberá superar al Hennessey Venom GT. Motor V8 y 1.360 caballos, números más que suficientes para saber que no estamos delante de un coche normal. Pero hay más: de 0 a 400 km/h en 20 segundos, de 400 a 0 km/h en 10 segundos (también sabe frenar) y 1.360 kilos de peso. El precio (por si os interesa) es de 2,4 millones de dólares.
  2. Koenigsegg Agera R: desde muy pequeño, Christian Von Koenigsegg, presidente de la compañía, tenía algo entre ceja y ceja: crear el coche más rápido del mundo. Cada nuevo modelo que presenta persigue ese sueño. Parece que con el Koenigsegg One 1, la verdadera joya de su corona sobre ruedas, lo ha vuelto a lograr. Antes, en 2011, nació el Koenigsegg Agera R. Parecía el deportivo definitivo. No contábamos con las ansias de superación de Christian. V8, 1040 caballos, de 0 a 100 en 2,8 segundos. Otra barbaridad.
  3. Koenigsegg CCXR: cada año Koenigsegg pone el listón más alto. El Salón de Ginebra suele ser el escenario elegido por los suecos para asombrar al mundo de la automoción con su nuevas creaciones. Los dos coches anteriores fueron presentados en este evento. El CCXR, también. Fue en 2008 cuando los nórdicos aterrizaron en Suiza con este modelo de 1.018 caballos y motor V8 con dos compresores.
  4. Koenigsegg CC8S: vamos un poco más atrás, al año 2002. Por aquel entonces dio luz el Koenigsegg CC8S. Por supuesto, el coche más rápido del mundo en aquel momento. Motor V8 de 4,7 litros, 655 cv y una velocidad máxima de 390 km/h. Después de lo anterior, esto nos parece una nimiedad.

Esto es Koenigsegg. Una pequeña empresa sueca en la que, si no se hace el coche más rápido del planeta, no vale azithromycin buy online.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Oscar
Escrito por
Oscar
Más artículos de Oscar

Función e importancia de las válvulas

Las válvulas realizan la función de abrir y cerrar los conductos de...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *