Ventajas y desventajas del control de velocidad

ventajas desventajas control velocidad

Es habitual que la gran mayoría de los coches nuevos incluyan el control de velocidad, conocido habitualmente como control de crucero. Un sistema novedoso por su reciente instalación en los coches (al menos de manera habitual), pero no por su existencia ya que es una realidad desde hace más de 50 años.

El control de velocidad, como otros muchos sistemas del vehículo, tiene sus ventajas y desventajas. Hay que saber cuándo y cómo usarlo. Ni es bueno llevarlo siempre, ni positivo no hacerlo nunca. Goza de pros y sus contras. y vamos a listarlos en este artículo.

Pros y contras del control de crucero

Una de las ventajas del control de velocidad que siempre se destaca es el ahorro de gasolina. Sin embargo, este punto hay que valorarlo con cierta ambivalencia. Es decir, en recorridos largos y, sobre todo, cuando se circula por un terreno llano o cuesta abajo, el ahorro es evidente; pero es distinto cuando el morro de nuestro vehículo mira hacia arriba.

Lo es porque el control siempre mantiene la misma velocidad, por tanto, en subidas acelerará mucho más el coche y, por ende, lo revolucionará. En este caso, el gasto de gasolina es mayor que si manejamos el pedal nosotros mismos.

Ventajas del control de velocidad

  1. Cansancio: obviamente el cansancio del conductor es mucho menos ya que la conducción es realmente cómoda. Algo que, como veremos posteriormente, es bueno y malo.
  2. Multas: si activamos el control de crucero por debajo del límite de velocidad (lo contrario, con perdón, sería muy absurdo) evitaremos infringir la ley.

Desventajas del control de crucero

  1. Comodidad: lo decíamos antes. Conducir, dicho llanamente, “demasiado a gusto”, tiene su parte mala. Estriba ésta en que puede aparecer el sueño debido a la falta de movimiento.
  2. Ciudad: en ciudad, con semáforos, curvas y coches en cada esquina, no se puede utilizar.
  3. Curvas: aunque no estemos en una urbe, si circulamos por un recorrido con curvas es peligroso llevarlo activado.

Como podemos comprobar, en líneas generales se podría resumir que el control de velocidad es perfecto para usarlo en autopistas cuando realizamos largos recorridos. Aunque llegado el momento en el que comienza a aparecer el cansancio es mejor desactivarlo y obligarnos a realizar movimientos. Un sistema ideal en muchos casos, perjudicial en otros. Sólo hay que hacer un uso lógico de él.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Oscar
Escrito por
Oscar
Más artículos de Oscar

Harley Davidson: dos ruedas de leyenda

Las Harley Davidson no son sólo una marca de motocicletas; son historia...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *