Radares fijos en España: función y características

radares fijos espana

En cifras de enero del año actual, hay 844 radares fijos en España. Contando en esta suma los de la Dirección General de Tráfico (DGT), el Servei Catalá de Transit y el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco. Cataluña es la comunidad con más radares, 18,02 por cada 1.000 kilómetros. Le sigue el País Vasco con una media de 13,30 y Madrid con 10,74.

Su función, obviamente, es la de detectar a los vehículos que circulan por encima del límite de velocidad permitido. De los casi 4 millones de denuncias en carretera que hay al año en España, aproximadamente el 46% son por exceso de velocidad.

Tipos de radares fijos en España

  1. En pórticos: los conocidos como cinemómetros. Son los más comunes y suelen estar colocados sobre un pórtico y, habitualmente, tras un panel informativo.
  2. En cabinas: son los que normalmente están situados en cajas en el arcén de la carretera. Estas cajas, conocidas como cabinas, son de color verde, marrón, gris o blanco. También puede ser que se encuentren en la mediana. En este caso controlan los dos sentidos de la circulación.
  3. De semáforo: puestos en el propio semáforo o muy cerca de él. Cumple una doble función, la obvia de detectar el exceso de velocidad, pero también, por su situación, alerta cuando se pasa el semáforo en rojo.
  4. De tramo: otros de los tipos de radares fijos en España son los de tramo. Unos de los últimos que se han implantado. Realmente son máquinas fotográficas que realizan una instantánea de la matrícula del vehículo en dos puntos, separados, como mucho, seis kilómetros entre sí. El sistema calcula la velocidad media en el tramo y se multa al conductor si supera la máxima permitida. Suelen instalarse, por ejemplo, en la entrada y salida de túneles.

Aparatos para detectar los radares en España

Existen tres aparatos capaces de detectar los radares fijos en España, pero solo uno de ellos está permitido en la actualidad:

  1. Avisadores de radar: los únicos que son legales. Están incluidos en los GPS y estos se nutren de la información oficial de la DGA, por lo tanto, obviamente, solo detectarán los radares fijos en España.
  2. Detectores de radar: prohibidos desde el año actual. Avisan con una señal acústica.
  3. Inhibidores de radar: si nos pillan con él la multa puede ser de hasta 6.000 euros. Lo que hacen es alterar el funcionamiento del radar.

Los radares fijos en España son capaces de fotografiar, sin margen de error, dos coches cada segundo. Viendo lo efectivo de los aparatos, lo mejor es respetar la velocidad y así no correremos ningún riesgo; ni físico, ni crematístico.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Oscar
Escrito por
Oscar
Más artículos de Oscar

Normas para conducir motos de agua

El parque de motos de agua ha crecido en España en los...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *